Maltratadores aprovechan el Coronavirus para agredir a sus víctimas

Con la cuarentena como escenario perfecto muchos agresores venezolanos se envalentonan para intimidar, acosar y agredir a quien consideran su presa, cuarenta días es una bomba de tiempo que nos muestra un repunte en la violencia machista. Es por ello que se hace urgente que las instituciones habiliten casas de abrigo, campañas de concientización y líneas de emergencia las 24 horas del día.

El coronavirus llegó a Venezuela y con él no solo el miedo de las consecuencias propias de esta pandemia, sino el pánico a estar encerradas con su perpetrador. Esa proximidad espacial le impide a la víctima solicitar ayuda oportuna ya que está completamente vigilada, es una situación que la coloca en un estado de indefensión como nunca, debido a que son pocas las acciones que puede ejecutar en pro de su bienestar.

Si bien es cierto que las fiscalías en Caracas especializadas para la defensa de la mujer están laborando y que se encuentra disponible el siguiente número telefónico (+58 212-509-86-84) también es cierto que para el momento de esta nota se hicieron varias llamadas y sencillamente no hubo respuesta. Una vez más nos preguntamos ¿Qué esperan las autoridades para activar un plan de contingencia que minimice los 21 tipos de violencia de género previstas en la ley?

Este contexto desnuda la falta de políticas públicas tan necesarias para  prevenir, atacar y erradicar esta plaga y por eso que hacemos un llamado inaplazable a las autoridades a ponerse al frente ante esta crisis donde cada minuto cuenta. ¡No podemos dejarlas solas! hoy más que nunca nos necesitan, de no hacerlo nos convertimos en cómplices de este delito.

Reflexiones en medio de esta pandemia

Esta cuarentena colectiva, por demás obligatoria, nos tiene que permitir ser conscientes que como sociedad la bandera del egoísmo y la consigna neoliberal del “sálvese quien pueda”, erróneamente asociada a la teoría darwiniana de “la supervivencia del más apto” no es el camino, muy por el contrario, el Covid-19 llegó para que nos diéramos cuenta, no solo en Venezuela sino en el mundo entero, que todos sin excepción somos vulnerables, indistintamente de nuestra raza, posición política, credo, orientación sexual y que hace rato habíamos perdido el foco e invertido todos nuestros valores. Hoy se hace perentorio retomar el camino hace una sociedad más justa, más humana, dejando de lados las etiquetas, los prejuicios y ser solidarios con quien nos necesite, pero sobre todo con estas niñas y mujeres que actualmente se encuentran en una encrucijada que para muchas de ellas puede ser mortal.

No seamos indiferentes ante este flagelo llamado #ViolenciaMachista, no es un tema solo de las autoridades, de las organizaciones feministas o de las y los defensores de los Derechos Humanos, es un problema de todes. Y por ende las soluciones también están en manos de cada de nosotres.

Por ejemplo, en el caso de la organización feminista Tinta Violeta, donde hemos desarrollado desde el año 2019 un programa de acompañamiento amoroso para niñas y mujeres víctimas de violencia de género, solo para el primer trimestre del 2020 contabilizamos 35 casos, es decir, en esta cuarentena nosotras como gestoras de casos nos enfrentamos a la dificultad de poder hacer el seguimiento de cada una de ellas, ya que la mayoría está bajo el techo de su agresor y no podemos exponerlas a que nos comenten cómo se sienten sin que represente un peligro para sus vidas, pudiendo ser descubiertas por una llamada o un mensaje de texto que podría ponerlas en alto riesgo.

Acciones sencillas pueden salvar vidas

Desde nuestro espacio de lucha proponemos que se activen protocolos en clave donde consigamos saber de ellas sin ponerlas en riesgo.

Asimismo, exigimos a las autoridades competentes cumplan con su función, que no es otra que protegerlas.

Le pedimos a la ciudadanía que si ven, escuchan o conocen de un caso de violencia machista no duden en llamar a las autoridades o las organizaciones que velan por estos derechos.

Por otro lado, instamos a los medios de comunicación a no olvidar estas víctimas de violencia de género una campaña de concientización puede ayudar a que no se propague aún más esta situación.

Finalmente, recordemos que con tapa bocas, guantes y una buena higiene en casa podemos detener el Covid-19. Pero la violencia contra las mujeres en esta cuarentena es una bomba de tiempo mucha más peligrosa que el Coronavirus.

Orlanis Barreto

Periodista / Defensora DDHH

@Orlanis_inspira

———————————————-

Datos de interés / Ante la cuarentena que hacer:

Sí eres víctima ¡resiste! aunque parezca #NoEstásSola si tienes acceso a un servicio telefónico y no tienes cerca a tú perpetrador comunícate con nosotrxs a través de:

0800 (MUJERES) 0800-685- 37-37 

*122  (Movilnet)

 (+58.212) 860-82-10 al 19. Instituto Nacional de la Mujer (InaMujer)

(+58 212) 509-86-84 Unidad de Atención a la Víctima

(+58 212) 416-31-16 y (+58 212) 416-31-18

#DenunciaAlMaltratador #ViolenciaDeGénero #Convid-19 #Coronavirus #Venezuela #EmergenciaFeminista

Comments