Recomendaciones Violeta: The Morning Show

Un show que reflexiona sobre la complicidad y la cultura del silencio en espacios laborales en torno a personalidades del espectáculo o personas con poder. Esta historia abre el debate y nos platea la interrogante ¿el agresor siempre es un desconocido acechando detrás de un árbol? o puede venir en cualquier empaque, incluyendo la de mi cantante favorito, un vecino, un familiar o ese presentador famoso de TV encantador y agradable.


The Morning Show es un drama presentado por la plataforma de Apple TV+ con la que recibió sus primeras nominaciones a diferentes premios de gran prestigio. La premisa de la historia es sencilla, uno de los presentadores del noticiero matutino más famoso de Estados Unidos, Mitch Kessler (Steve Carell) es acusado de conducta impropia y abuso sexual, desatando una serie de situaciones incómodas dentro del estudio, especialmente de parte de su compañera en pantalla y copresentadora, Alex Levy (Jennifer Aniston) con quien compartió pantalla por más de 15 años. Kessler es despedido y es inmediatamente reemplazado por Bradley Jackson (Reese Whiterspoon) una periodista local que se había vuelto viral días antes por un video en el que increpa a unos manifestantes, quien mantiene una visión del periodismo como un oficio político y plataforma para denunciar las injusticias del mundo.


El show platea varios elementos interesantes, presentando la visión de cada uno de los involucrados y sin caricaturizar a ninguno de los personajes, que son mostrados crudos y en otras ocasiones simpáticos, haciéndonos ver que un depredador sexual puede mostrarse públicamente como un tipo encantador que piensa y cree firmemente que no ha hecho nada mal. Por otro lado, comienza a sentirse el sentimiento de culpa colectivo dentro del show, cuando varios de los trabajadores recuerdan episodios en donde pudieron percibir cierto ambiente de acoso y no dijeron nada para no poner en peligro su trabajo.


Este drama no se aleja de los lugares incómodos, incluso planteando los matices del consentimiento y una clara cultura del silencio en torno a personajes con poder, a los que se les permite ser y hacer, sin límites claros, gracias a la posición de poder que han logrado cultivar, no solo con trayectoria sino también mediante el pacto entre hombres que es mostrado en algunas conversaciones entre personajes.
Una serie corta, con tan solo una temporada de 10 episodios que sabe jugar perfectamente con los silencios, las tomas, la fotografía y en especial con la tensión entre los personajes, que se presentan profundamente humanos, falibles y rotos, en la mayoría de los casos. Una gran historia para abrir debate y maratonear un fin de semana.

Victoria Allen. 

Tinta Violeta

Comments

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>