Ministerio-Público

Justicia para todas las mujeres víctimas de violencia durante la pandemia por Coronavirus

Muchas mujeres venezolanas y del mundo entero vivimos este periodo de cuarentena con miedo.  Entendemos que es necesario protegernos de un virus que crece exponencialmente en contagios y muertes cuando no se toman las medidas adecuadas.  Sin embargo, el encierro nos expone a ser víctimas de todo tipo de violencias  y pone en peligro nuestras vidas cuando tenemos que permanecer en casa atrapadas con nuestros verdugos.

Reconocemos el esfuerzo que hace el gobierno nacional y el Estado en generar mecanismos de protección para las mujeres, niñas y adolescentes que viven su cotidianidad en situación de violencia, a través de la activación de mecanismos de denuncia como el 911, y manteniendo la fiscalía activa en materia de violencia contra las mujeres.

No obstante, a pesar de la actual emergencia que reviste esta situación atípica en la vida de miles de mujeres y niñas que conviven con su agresor, los cuerpos policiales se comportan bajo los preceptos culturales del machismo enraizado en sus funcionarios, revictimizando a las mujeres al desoír sus denuncias y aún peor al arremeter contra ellas a la primera oportunidad cuando se atreven a denunciar, a defenderse, a hablar.

Vemos con mucha preocupación cómo en un caso concreto la policía de Chacao  ha hecho pasar por riña la denuncia de una mujer, quien en defensa legítima  de su vida, y en medio de la golpiza que le propinara su pareja, lesionó levemente con rasguños y mordiscos a su victimario.

Al llegar a la sede del puesto policial, fue privada de su libertad de manera arbitraria y violando su derecho a la libertad personal, sus familiares no pudieron visitarla lo cual viola, además, el derecho a no estar incomunicada.  El caso fue presentado ante la Fiscalía del Ministerio Público y en Tribunales como “riña entre iguales” y no como corresponde, según lo establecido en la Ley Orgánica Sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Esto supone convertir a una víctima de clara violencia física, con heridas que ameritaron puntos en su cabeza y atención médica, en victimaria. Ante estos hechos, nos preguntamos: ¿Debemos dejarnos matar? ¿No tenemos entonces derecho a la legítima defensa? ¿Estamos signadas a ser víctimas de nuestros agresores y después del sistema de justicia? ¿Nos castigan por atrevernos a actuar para salvar la vida y no dejarnos violentar?

Exigimos a todas las autoridades policiales, judiciales y administrativas no permitir que hechos de discriminación contra las mujeres, violatorias de sus derechos humanos, se conviertan en práctica recurrente.

Tenemos información, a través del voluntariado de atención telefónica a víctimas de violencia machista “Mayell Hernández”, que acciones similares  han sido aplicadas por organismos de seguridad en diversos estados y municipios del país.

Solicitamos atender a este llamado y de manera inmediata tomar acciones ejemplares contra las y los funcionarios que revictimizan a las mujeres al desestimar las denuncias y no reconocer todas las violencias tipificadas en la Ley.

#EmergenciaFeminista

#JusticiaParaTodasLasMujeres

#SiTocanAUnaNosTocanATodas

#NosTenemos

Tinta Violeta

Asociación Civil Tinta Violeta | Colectiva feminista que realiza acompañamiento amoroso, investigaciones, talleres, sensibilizaciones, gestión de casos en VbG y desarrollo de proyectos

background-tinta

Maltratadores aprovechan el Coronavirus para agredir a sus víctimas

Con la cuarentena como escenario perfecto muchos agresores venezolanos se envalentonan para intimidar, acosar y agredir a quien consideran su presa, cuarenta días es una bomba de tiempo que nos muestra un repunte en la violencia machista. Es por ello que se hace urgente que las instituciones habiliten casas de abrigo, campañas de concientización y líneas de emergencia las 24 horas del día.

background-tinta

Poder Popular: del dicho al hecho

Una ruta emprendida y coordinada colectivamente, articulada en asambleas, que se tradujo en saldo organizativo, con la cual logramos la atención del presidente del máximo órgano judicial venezolano, quien luego de escuchar sobre la alarmante cifra de femicidios y nuestras demandas, recibió el documento y convocó a la instalación expedita de una mesa de trabajo con las organizaciones y familiares de mujeres víctimas de femicidio.

MG_6512-copia

#25 Nov Día Internacional contra la violencia hacía las mujeres

Hoy marchamos por cada una de las mujeres víctimas de la violencia machista, marchamos por las 135 que ya no están con nosotras, por la que tienen miedo, por las que han sobrevivido, por todas #JusticiaParaTodasLasMujeres #25Nov
Finalizamos en el TSJ en donde hicimos entrega de una Carta Pública para el Sistema de Protección de la Mujer

Desde los Movimientos Feministas y Populares hacemos un llamado a las autoridades del Sistema Judicial sobre el aumento de delitos contra las mujeres que se vive en el país, haciendo especial énfasis en el incremento de femicidios.

La vida de las mujeres se encuentra hoy en permanente riesgo por lo que nos pronunciamos ante ustedes, quienes ejercen la rectoría de un sistema que no nos da respuesta, que nos revictimiza, que nos veja. Vemos con preocupación que las políticas enfocadas a protegernos chocan de frente con la cultura machista del maltrato y paraliza a las instituciones responsables de hacer cumplir una de las leyes más avanzadas del Continente en materia de Violencia Contra las Mujeres.

Lee la carta completa

Tinta Violeta

Asociación Civil Tinta Violeta | Colectiva feminista que realiza acompañamiento amoroso, investigaciones, talleres, sensibilizaciones, gestión de casos en VbG y desarrollo de proyectos

background-tinta

Convocatoria: Marcha ¡No estamos todas! #JusticiaParaTodasLasMujere

En el mes de noviembre, mes de la lucha por la erradicación de la violencia hacia las mujeres, nos juntamos para hacer público el balance del año en materia de género en el país. En el marco de la crisis estructural que vive nuestra nación por razones multifactoriales, tanto de índole cultural como social, pareciera que las políticas enfocadas a las mujeres son las primeras en ser descuidadas por las instituciones responsables de hacerlas cumplir. En este año, las cifras extraoficiales sobre violencia machista y casos de femicidio, recopiladas por movimientos sociales e individualidades comprometidas; han alcanzado porcentajes preocupantes y nunca vistos, por lo que consideramos fundamental movilizarnos y alzar la voz colectiva para exigir al Estado y todos sus poderes e instituciones una revisión y generación de políticas públicas que protejan a todas las mujeres de la nación.

Ver Convocatoria

Tinta Violeta

Asociación Civil Tinta Violeta | Colectiva feminista que realiza acompañamiento amoroso, investigaciones, talleres, sensibilizaciones, gestión de casos en VbG y desarrollo de proyectos

background-tinta

Mamá y los demonios de Marina

Aracelis García

Septiembre 2019

A Marina se la van a llenar los demonios- grita mi madre mientras le prepara unos brebajes de hiervas que huelen a Ángeles, canela, albahaca y papelón, salen por la ventana de la cocina a jugar con otros olores, con los que bañan otras demonias, de otra casas. Mamá dice que con estos olores estará más cerca de Dios.

Marina en su cuarto da vueltas como una gata, porque pronto llegaran sus amigas a buscarla y ella aun sin poderse escapar, porque esta vez Mamá le ha puesto muros infranqueables y a mí me ha mandado a dormir, para que no corra el riesgo de ser seducida por esa demonia. Lo que no sabe Mamá, es que cuando este grande quiero ser igualita a mi hermana.

Marina me ha dado a guardar su pañoleta verde, la violeta y sus pancartas por el derecho al aborto. Si mamá se las consigue en casa, se las quema y ¡ay! mi Dios la que se arma. Yo guardo aquel encargo, como si tratara de la piedrita de río, en forma de corazón que Papá me regaló antes de morir, o de las luciérnagas que guarda en un frasco mi primo el Gabo, y que a veces, muy a veces me deja ver.

Marina me ha dicho que Mamá lo que tiene es miedo y que la entiende, fue madre a los 16 años y además entre tanto golpe de la vida se refugió en la iglesia. Ahora cree que si pensamos distinto a Ella, iremos derechito al infierno.

Yo la escucho, no entiendo mucho pero la sigo con atención. Me gusta cuando habla de la liberación de la mujer, la soberanía del cuerpo, y bla, bla, bla… Termina todo discurso diciendo -¡contra el Patriarcado donde quiere que esté!- . Ya saben no entiendo mucho, pero quiero ser igualita a ella cuando sea grande.

Mamá ya ha terminado su brebaje saca demonios. Ha servido 3 tazas, ha puesto unas gotas de limón y una cucharada de miel. Nos llama a la cocina y nos da a beber. Yo bebo el mío muy rápido y subo a mi habitación, pues sé que a Marina le servirán toma doble y además debo cumplir con la misión que me ha encomendado.

Sus amigas aparecerán en breve y si ella no sube en una hora a su cuarto, debo sacar por la ventana la pañoleta violeta, que indica que se den una vuelta como de 40 min, y regresen a buscarla. Debo hacer un esfuerzo grande por no dormirme, pues el té saca demonios lo que te da es un sueeeño. Si a la hora Marina no ha subido a la habitación, significa que se ha dormido en el mueble de la sala, mientras mi madre le habla y entonces debo ondear la pañoleta verde, que significa, aborten la misión.

Marina se las juega toda, pero mamá la intuye y a veces le gana. En otras mi hermana aguanta y es Mamá la que termina dormida en el mueble, entonces le quitamos los lentes y le arropamos bien los pies para que no se despierte, porque deben saber que a las madres les gusta dormir con los pies calientitos, como un pan que recién sale del horno. Nos quedamos un rato mirándola, sintiendo más amor que nunca por ella. Luego le abro cuidadosamente la puerta a Marina –porque yo sé abrir la puerta con tanta delicadeza, sin hacer ningún ruido, tanto que Mamá jamás se ha dado cuenta- Pienso yo, o será que secretamente, se hace la cómplice de nuestras aventuras y nos deja ser un poco.

El otro día le conseguí a mamá un libro debajo de la cama que decía “Eva No Quiere Ser Para Adan”. Curiosa y ansiosa le eché un ojo, literalmente un ojo se me quedó pegado de sus páginas, porque desde ese día esperaba que Mamá saliera, para ir a leer ese secreto libro, que tanto resguardaba de nosotras. Ese libro narraba historias de mujeres prohibidas, quemadas, ahorcadas por locas, porque leían, escribían y curaban los dolores de otros y otras. Que ganaban guerras y se vestían de hombres para salvar sus vidas.

A partir de esas lecturas supe que mamá lo sabía todo, que como toda madre duerme con un ojo abierto y otro cerrado, pero que no quería que Marina muriera en la hoguera, o que la guillotinaran como a Olympe de Gouges.

Yo le quisiera decirle que eso ya no sucede, pero Ella descubriría que le urge entre sus cosas y que leí su libro que con tanto cuidado esconde debajo de su cama. Entonces la abrazo muy fuerte, para que ella sienta que no hay demonio que pueda con tanto amor y que Marina se junta con sus amigas justamente para espantarlos.

 

Ara

Septiembre 2019

Tinta Violeta

Asociación Civil Tinta Violeta | Colectiva feminista que realiza acompañamiento amoroso, investigaciones, talleres, sensibilizaciones, gestión de casos en VbG y desarrollo de proyectos