Poder Popular: del dicho al hecho

Movimientos e individualidades feministas, organizaciones sociales de base y familiares de mujeres víctimas de femicidios asistimos este jueves 28 de noviembre de 2019 al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) a una mesa de trabajo con las máximas autoridades de esta institución, así como del Ministerio Público, la Defensoría del Pueblo, el Ministerio del Poder Popular para la Mujer y la Igualdad de Género y la Asamblea Nacional Constituyente.

Esta mesa es el resultado de la movilización y acción de calle ¡No Estamos Todas! #JusticiaParaTodasLasMujeres, realizada el pasado lunes 25 de noviembre, en conmemoración al Día Internacional por el Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, una marcha que recorrió el centro de Caracas con las banderas en alto del movimiento feminista y, que culminó en el TSJ, donde se entregó un documento con las demandas de los movimientos al magistrado Maikel Moreno.

Una ruta emprendida y coordinada colectivamente, articulada en asambleas, que se tradujo en saldo organizativo, con la cual logramos la atención del presidente del máximo órgano judicial venezolano, quien luego de escuchar sobre la alarmante cifra de femicidios y nuestras demandas, recibió el documento y convocó a la instalación expedita de una mesa de trabajo con las organizaciones y familiares de mujeres víctimas de femicidio.

En la mesa se realizaron las siguientes solicitudes, que corresponden a dos de los aspectos planteados en el pliego entregado el ante el TSJ el 25N:

1. Revisar los casos de femicidios del 2019 y años anteriores, así como los casos en estado de frustración, para que sean condenados los femicidas que sigan en libertad.

2. Revisar conjuntamente el protocolo de actuación para la recepción de denuncias.

3. Revisar el cumplimiento de los artículos 6, 37 y 70 de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, que establecen que las organizaciones sociales defensoras de los derechos de las mujeres puedan hacerse parte en el proceso desde la denuncia en cualquier caso de violencia contra las mujeres, para que efectivamente se acate y ejecute por funcionarias y funcionarios en su totalidad.

4. Elaborar un plan de formación consensuado entre los movimientos feministas y la institucionalidad, de carácter obligatorio para las funcionarias y los funcionarios que actúan en los órganos receptores de denuncias y en el resto de la ruta de Atención Integral a mujeres en situación de violencia.

Junto a las solicitudes, se hizo entrega a los representantes de las instituciones de los siguientes documentos:

1. Lista con los 138 casos de femicidio (registrados por la prensa) en el país, de enero al 28 de noviembre del año 2019, recopilada por Aimee Zambrano, más los 29 casos en estado de frustración, añadidos a esta investigación.

2. Expedientes de nueve casos con procesos abierto para su revisión (siete de femicidios y dos de trata) consignados por Manuela Pérez, vocera de las y los familiares de mujeres víctimas de femicidios.

Los representantes del TSJ, la Sala de Casación Social del Alto Juzgado, la Comisión Nacional de Justicia de Género del Poder Judicial, la Fiscalía General de la República, el Ministerio de la Mujer e Igualdad de Género y la Comisión de Mujer y Equidad de Género de la ANC se comprometieron a:

  1. La revisión de todos los casos de femicidio ocurridos en el país y con procesos abiertos para darles respuesta inmediata.

  2. La instalación de una mesa de trabajo interinstitucional, donde construyan junto a los movimientos feministas el plan de formación para las funcionarias y los funcionarios pertenecientes a todos los órganos receptores de denuncia, así como la revisión del protocolo de recepción de denuncias.

  3. La instalación de una mesa de trabajo conjunta para la construcción de una campaña mediática, necesaria para superar la cultura machista.

  4. La instalación de una mesa de trabajo conjunta, para la revisión y reforma de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

  5. La instalación de una mesa conjunta de seguimiento en el cumplimiento de las tareas y compromisos asumidos desde esta primera jornada de trabajo.

    Los pasos dados este día para avanzar con el objetivo de erradicar la violencia contra las mujeres llevan consigo la historia de lucha de las mujeres que nos antecedieron en el logro de lo que hoy se registra como derechos, y son el ejercicio pleno del Poder Popular.

Contamos con que, mediante el esfuerzo articulado, los acuerdos serán cumplidos con la celeridad que merecen las vidas de las mujeres. Saludamos el camino de trabajo conjunto que hemos iniciado hoy de forma exitosa. Sabemos que se mantendrá en el tiempo, impulsado por el compromiso de lograr una Vida Libre de Violencia para todas las mujeres en Revolución.

#JusticiaParaTodasLasMujeres

¡Sigamos sumando fuerzas! ¡Juntas somos invencibles!