Tinta Violeta culmina 1er proceso de formación virtual para el acompañamiento amoroso a mujeres, niñas, niños y adolescentes en situación de violencia

En marco del “Proyecto Amada” que está siendo apoyado por el Fondo de Mujeres del Sur a través del programa Liderando desde el Sur, un grupo de facilitadoras y facilitadores que hacen parte de Tinta Violeta, Faldas R, Avesa y otras organizaciones se aliaron para dar inicio al 1er proceso de formación virtual para el acompañamiento amoroso a mujeres, niñas, niños y adolescentes en situación de violencia, en el que se formaron 78 talleristas pertenecientes a diferentes estados de Venezuela. 

Con miras a expandir el acompañamiento a casos de violencia machista en el país, 39 participantes fueron aprobadas para formar parte del Voluntariado para el Acompañamiento Amoroso a Mujeres, Niñas, Niños y Adolescentes “Mayell Hernández”.

Este taller online estuvo integrado por nueve módulos temáticos, los cuales ofrecieron foro chats, videos, asignaciones, entre otras actividades. Estos módulos se denominaron: “Violencia y Violencia Machista”, “Primeros Auxilios Psicológicos”, “Marco Legal de Ley Orgánica por el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia”, “Marco Legal de Ley Orgánica de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes”, “Atención Telefónica”, “Gestión de Casos”, “Ruta de Denuncia” y “Acompañamiento a las Acompañantes”

Una experiencia virtual para el empoderamiento feminista y acompañamiento en cuarentena

Este encuentro de saberes y reflexión se realizó a través de las plataformas Moodle y YouTube. Karina Chacón, ingeniera y militante de Tinta Violeta, señaló que “para esta organización ha sido la primera experiencia de formación online. Decidimos utilizar un aula virtual de Moodle, disponible en nuestro portal web. Esta plataforma, desarrollada bajo un código abierto, es versátil, con colaboradores en todo el mundo y cuenta con un buen soporte”, comentó.

Además, Chacón destacó que en las condiciones actuales de distanciamiento, debido a la pandemia del Covid19, “para los feminismos ha sido fundamental el uso de las tecnologías de información y comunicación (TIC) para continuar tejiendo redes. Si es cierto que para el trabajo que hacemos desde la amorosidad la cercanía y el contacto son importantes, en este contexto las herramientas tecnológicas son las que nos han permitido no detenernos y mantenernos unidas, apostando al empoderamiento feminista de las nuevas tecnologías”.

Por su parte, Magdymar León, psicóloga e integrante de Avesa, facilitadora del módulo III “Primeros Auxilios psicológicos”, acotó que la “modalidad virtual utilizada consideró las posibilidades de accesos a las plataformas de las y los participantes. El hecho de que se diseñara a través de estas plataformas con estrategias pedagógicas que se ajustaron a los objetivos de aprendizaje, fue una experiencia muy interesante y además el interés de las compañeras en formarse y participar fue sumamente enriquecedor”. 

León relató que en Primeros Auxilios Psicológicosse brindaron las nociones sobre de qué va este tema relacionado a las crisis generadas por situaciones de violencia contra las mujeres, así como los componentes para la contención y atención psicológica al momento de acompañar un caso. 

“Estas herramientas pueden ser utilizadas vía telefónica, a través del acompañamiento. Efectivamente, ante situaciones de violencia contra la mujer, hay una alta probabilidad de que se generen crisis psicológicas. Bien sea porque esté amenazada la integridad física de la mujer o estemos frente a un posible femicidio, o que tras la violencia sufrida la mujer tenga deseos suicidas, o que se pueda ver afectada la integridad física de su entorno cercano, generalmente sus niños y niñas, entre otros”, reflexionó la facilitadora.

León indicó que Avesa se suma al apoyo del Voluntariado “Mayell Hernández” en dos líneas. “La primera está enfocada hacia el apoyo en actividades de capacitación, la segunda en la asesoría técnica en el manejo de casos de acompañamiento, desde el manejo de información que hemos tenido en Avesa durante toda su trayectoria”, refirió. 

De los ocho módulos que conforman el taller la especialista en el área,  Yelena Carpio  (Faldas-R) facilitó el módulo IV, en referencia a la interpretación y explicación de la LODMVLV, así como del sistema de justicia para las mujeres en Venezuela

En este sentido, Yelena Carpio (Faldas-R) valoró la participación de las participantes quienes lograron una gran interacción. “El taller permitió un enfoque multidisciplinario. Diría que alrededor del 90% de les participantes estuvo en mis foros, demostrando un interés genuino”, expresó. 

Red de voluntariado a las diferentes personas del país

Para Aimeé Zambrano, investigadora feminista y participante, “la modalidad virtual fue innovadora y acorde a los tiempos que se viven porque permitió que las mujeres participantes se integraran adaptando su tiempo a los requerimientos del taller”.

Zambrano aseguró que con este taller “dejamos una red que nos permitirá realizar el acompañamiento desde distintas miradas, a través del voluntariado amoroso Mayell Hernández, y lograremos más estrategias con respuestas rápidas, certeras a las mujeres que son sobrevivientes de violencia. Es decir, una articulación de organizaciones en la que se pueda hacer seguimiento a casos e ir avanzando en construir mejores estrategias para acompañar a las mujeres, permitiendo llegar a un espectro más amplio de personas, no sólo a nivel nacional sino internacional. Una organización del movimiento de mujeres para hacer cambios sustanciales en la cultura”.

La investigadora Aimee Zambrano, integrante de la Organización Utopix, que realiza mensualmente un informe sobre femicidios en Venezuela, recalcó la importancia de este espacio de formación pues contribuye a documentar la relación entre violencia machista y el aumento de femicidios en el país.

“En estos tiempos de cuarentena las mujeres, niñas, niños y adolescentes están expuestas y expuestos a los agresores las 24 horas al día durante la semana. A veces, muchas mujeres queremos apoyar pero no tenemos las herramientas o no sabemos cómo hacer el acompañamiento, y creemos que lo estamos haciendo bien pero resulta que no”, aportó. 

Daniella Inojosa, facilitadora de diversos módulos e integrante de Tinta Violeta, informó que próximamente se realizará una formación virtual con la participación de movimientos feministas de Latinoamérica para construir una mirada y líneas de acción conjuntas para el acompañamiento a casos de violencia de género. 

Así, desde el amor y la empatía, esta iniciativa de feministas venezolanas vislumbra no sólo la reflexión en torno a la violencia machista en Venezuela sino la posibilidad de trazar una ruta nacional e internacional para el acompañamiento a mujeres, niñas, niños y jóvenes en situación de violencia. 

Comunicaciones Tinta Violeta