Hoy Tokio baila salsa al ritmo de Yulimar Rojas

La barcelonesa de corazón, Yulimar Rojas (1995) hoy entra en la historia de los Juegos Olímpicos, del Atletismo mundial y de nuestro país. De su mano millones de mujeres venezolanas nos hacemos visibles al mundo, lo hacemos desde nuestra gallardía, desde nuestra lucha, desde nuestra garra indómita, afrodescendiente y caribeña.
Yulimar se fijó hace mucho un objetivo, ganar el oro olímpico en triple salto. Sus inicios fueron en el Pozuelos, una comunidad de la Venezuela profunda y real de Barcelona, su pasión de niña fue el voleibol, pero unos entrenadores de atletismo vieron en ella la atleta enorme que es hoy, su potencial para el foso no pasó desapercibido y así lo demuestra la gran dominadora del ciclo olímpico entre 2016 y 2021, a excepción de 2018 que por lesiones tuvo que darse un receso obligado.


Su historia es notable. Subcampeona olímpica en Río de Janeiro 2016, cuando el oro se lo colgara la colombiana Caterine Ibargüen. De marcas inmejorables esta temporada, Yulimar llegó a estos juegos con la segunda mejor marca de la historia del triple. En Andújar, hace dos meses apenas, la pupila de Iván Pedroso voló en su tercer intento hasta los 15,43 metros, a sólo 7 centímetros del récord del mundo de la ucraniana Inessa Kravets (15,50 desde 1995).
Empeñada en batir uno de los registros más longevos del atletismo, Yulimar se hizo su dueña este domingo en Tokio, con un impresionante salto en su sexto intento de 15,67. La atleta venezolana no bajó en esta temporada de los 15 metros, mostrando una regularidad aplastante, superándolo en 2021 hasta en tres ocasiones antes de los Juegos. «El oro olímpico es lo que me quita el sueño», decía a principios de año. Ya podrá bailar tranquila en los brazos de morfeo. La medalla de oro le pertenece. El récord olímpico y mundial también. Y con ella a todas y todos los venezolanos.
Fue en el mundial de Gotemburgo 1995 que Inessa Kravets marcó los 15:50 que hoy bate la venezolana por 17 cm, en esa misma competición se coronó Ivan Pedroso, campeón mundial del salto de longitud, ese año en Italia, conseguiría el hoy entrenador de dos medallistas de distintos países, superar el récord mundial, y cómo son las cosas de la vida, fue también en 1995 que nacía en Caracas Yulimar Rojas.
Conocida como “La Guerrera”, Yulimar es en todos los planos una mujer valiente. En 2017 publicó en sus redes sociales, la foto de un beso con su novia, atacada por supuesto que lo fue, y al paso le salió a las críticas de los anti derechos. “Tengo una relación bastante bonita, esa persona es muy importante para mí y bueno, me gustaría que en mi país se pueda respetar el amor entre personas del mismo sexo”, afirmó.
Gran amante de la música caribeña, venezolana hasta el tuétano, se convierte Yulimar es la primera venezolana en ganar una medalla de oro olímpica, es la primera también en colgarse preseas en Juegos Olímpicos diferentes y es por primera vez que una venezolana o venezolano, marca en cualquier disciplina un récord olímpico y mundial. La verdad es que somos testigas y testigos de cómo el mundo se rinde a los pies de esta mujer, que a sus 25 años, escribe su nombre y el de Venezuela en la historia del Atletismo mundial

Daniella Inojosa

Tinta Violeta

Read More

Recomendaciones Violeta: Señoras que se empotraron hace mucho

Recomendaciones Violeta: Señoras que se empotraron hace mucho

¿Sabías que una de las pintoras más famosas del siglo XIX tuvo que pedir un permiso especial para poder ir con pantalones al campo cuando trabajaba bocetando animales? ¿O que una de las mayores estrellas mediáticas del siglo XX ayudó a ganar una guerra con su ropa interior? ¿O que en el siglo XVII una cantante de ópera se metió en tantos líos que el rey de Francia tuvo que perdonarle la vida… dos veces?

Estas son solo algunas de las mujeres de las que voy a hablaros en este libro. Todas tienen vidas fascinantes, dejaron huella en la historia y se vieron envueltas en circunstancias únicas. Y todas tienen algo en común: su atracción romántica o sexual hacia otras mujeres.

 

Con esta introducción nos adentramos en el maravilloso libro de las Señoras que se empotraron hace mucho, de Cristina Domenech, un texto ameno e increíble que recopila la vida de mujeres increíbles de nuestra historia cuyo componente en común era su amor por otras mujeres.

Toda la vida han existido las mujeres rebeldes, incómodas, las que no se ajustan a las normas impuestas por la sociedad y las que viven su vida desafiando los convencionalismos y haciendo avanzar a las sociedades. Dentro de estos selectos grupos las mujeres lesbianas, bisexuales y queer en general, han sido las más invisibilizadas, aunque la historia oficial haya querido borrarlas, disimularlas y disfrazarlas con eufemismos de “amistades intensas”. Señoras que se empotraron hace mucho es una compilación (y un gran esfuerzo) de la historiadora Cristina Domenech por recolectar con detalle, la vida de muchísimas mujeres que vivieron con intensidad romances ajetreados y vidas amorosas de la mano de otras mujeres. Artistas, genias, rebeldes, todas ingeniosas mujeres que desafiaron las reglas morales de su tiempo y vivieron acorde a su propia verdad.

Esta compilación abarca desde el siglo XVII hasta principios del siglo XX y explora las vidas, tanto públicas como privadas de estas increíbles mujeres que se enamoraban de otras mujeres, un listado heterogéneo y muy diverso entre las que contamos con Anne Lister (reconocida ahora gracias a la serie Gentelman Jack) Catterina Vizzani, Colette, Josephine Baker, entre muchas más que nos sirven de referencia para visibilizar la importancia de la diversidad sexual femenina en las distintas épocas.

Domenech nos lleva a través de 3 siglos con una pluma certera e incisiva y un maravilloso sentido del humor que hará de nuestro trayecto por las páginas del libro algo sumamente agradable y divertido. Te retamos a no disfrutar este libro y lo dejamos como una recomendación muy especial en nuestro mes del orgullo.

Victoria Alen

Tinta Violeta

Recomendaciones Violeta – I May Destroy You Copia

Aprovechando el revuelo de los premios Globos de Oro dejamos esta recomendación, a propósito de que esta serie, por alguna razón que todavía no comprendemos, no recibió ninguna nominación. Por supuesto que hablamos de I May Destroy You, una serie escrita, co-dirigida y protagonizada por la mutifacética Michaela Coel y que nos cuenta la historia de una mujer que es drogada y violada en un club durante una noche de fiesta con varios amigos,  y todo el camino que recorre la protagonista para lidiar con esa situación.

Uno de los elementos más interesantes de esta historia viene dada porque I May Destroy You está basada en una traumática experiencia personal de su creadora, lo que le imprime muchísima veracidad, no solo a las actuaciones sino también a los diferentes conflictos que vive la protagonista a lo largo de la historia. La narrativa es sólida, así como sus personajes, y su desarrollo logra que nosotros como espectadores nos replanteemos nuestras experiencias sexuales y nos hagamos distintas interrogantes.

La serie tiene una duración de 12 capítulos y aparentemente  autoconclusiva ya que no se platea una segunda temporada. El valor de este material viene dado por diferentes elementos, tanto a nivel técnico como la dirección de arte, los diálogos y la construcción de los personajes, como en cuanto a contenido, con una historia sólida, de temática compleja, pero que nunca aburre y que jamás sientes como una lección de sexualidad, a pesar de que durante toda la cinta te plantea preguntas y discusiones. El resultado es un seriado con un discurso orgánico que visibiliza el proceso de trauma de una violación desde el punto de vista de su víctima, sin minimizarla, enaltecerla o romantizarla.

En principio no vemos el crimen en sí mismo y tampoco la cara del violador, pero lo que sí vemos a detalle son los efectos que tuvo ese evento traumático en la vida de Arabella, su protagonista, una joven escritora, sumamente talentosa cuya vida da un giro inesperado y desagradable.

Con un tono profundo que no llega a aburrir, la historia se pasea por distintas formas de discriminación y nos permite ver la realidad de los abusos sexuales con una veracidad pocas veces representada en pantalla “Antes de ser violada nunca le presté atención al asunto de ser una mujer. Estaba demasiado ocupada siendo negra y pobre. Una pequeña violación parece poca cosa cuando otras chicas mueren lapidadas por tener un celular o sangran hasta morir con los genitales mutilados”, dice Arabella en un capítulo, planteándonos la interseccionalidad como otra temática para el debate.

Por todo lo anteriormente dicho, I May Destroy You fue alabada y vitoreada tanto por la crítica especializada como por el público general, por lo que resultó una sorpresa desagradable que no haya sido nominada a los Globos de Oro recientes ¿cuáles fueron las razones? Siguen siendo un misterio, pero misoginia y racismo son palabras que suenan con fuerza en estas acusaciones.

Te recomendamos mucho I May Destroy You, es una serie que cumple con todos los elementos básicos del entretenimiento, es graciosa, tiene personajes agradables, diálogos inteligentes, pero aparte nos deja con muchas reflexiones que pasarán semanas dándonos vueltas en la cabeza.

Recomendaciones Violeta – I May Destroy You

Aprovechando el revuelo de los premios Globos de Oro para dejar una recomendación, a propósito de que esta serie, por alguna razón que todavía no comprendemos, no recibió ninguna nominación. Por supuesto que hablamos de I May Destroy You, una serie escrita, co-dirigida y protagonizada por la mutifacética Michaela Coel y que nos cuenta la historia de una mujer que es drogada y violada en un club durante una noche de fiesta con varios amigos,  y todo el camino que recorre la protagonista para lidiar con esa situación.

Uno de los elementos más interesantes de esta historia viene dada porque I May Destroy You está basada en una traumática experiencia personal de su creadora, lo que le imprime muchísima veracidad, no solo a las actuaciones sino también a los diferentes conflictos que vive la protagonista a lo largo de la historia. La narrativa es sólida, así como sus personajes, y su desarrollo logra que nosotros como espectadores nos replanteemos nuestras experiencias sexuales y nos planteemos distintas interrogantes e incluso debates.

La serie tiene una duración de 12 capítulos y aparentemente es una serie autoconclusiva que no se platea una segunda temporada. El valor de esta serie viene dada por diferentes elementos, tanto a nivel técnico como la dirección de arte, los diálogos y la construcción de los personajes, como en cuanto a contenido, con una historia sólida, de temática compleja, pero que nunca aburre y que jamás sientes como una lección de sexualidad, a pesar de que durante toda la cinta te plantea preguntas y discusiones. El resultado es una serie con un discurso orgánico que visibiliza el proceso de trauma de una violación desde el punto de vista de su víctima, sin minimizarla, enaltecerla o romantizarla.

En principio no vemos el crimen en sí mismo y tampoco la cara del violador, pero lo que sí vemos a detalle son los efectos que tuvo ese evento traumático en la vida de Arabella, su protagonista, una joven escritora, sumamente talentosa cuya vida da un giro inesperado y desagradable.

Con un tono profundo que no llega a aburrir, la historia se pasea por distintas formas de discriminación y nos permite ver la realidad de los abusos sexuales con una veracidad pocas veces representada en pantalla “Antes de ser violada nunca le presté atención al asunto de ser una mujer. Estaba demasiado ocupada siendo negra y pobre. Una pequeña violación parece poca cosa cuando otras chicas mueren lapidadas por tener un celular o sangran hasta morir con los genitales mutilados”, dice Arabella en un capítulo, planteándonos la interseccionalidad como otra temática para el debate.

Por todo lo anteriormente dicho, I May Destroy You fue alabada y vitoreada tanto por la crítica especializada como por el público general, por lo que resultó una sorpresa desagradable, que no haya sido nominada a los Globos de Oro recientes ¿cuáles fueron las razones? Siguen siendo un misterio, pero misoginia y racismo son palabras que suenan con fuerza en estas acusaciones.

Te recomendamos mucho I May Destroy You, es una serie que cumple con todos los elementos básicos del entretenimiento, es graciosa, tiene personajes agradables, diálogos inteligentes, pero aparte nos deja con muchas reflexiones que pasarán semanas dándonos vueltas en la cabeza.

Victoria Alen

Reseña: Inauguración EN VIVO de la formación virtual para el acompañamiento amoroso a mujeres, niñas, niños y adolescentes en situación de violencia

En un EN VIVO multiplataforma desde casa, Daniella Inojosa inauguró la primera experiencia de formación on line a distancia de la Colectiva Tinta Violeta.

Luego de pericias tecnológicas para la consecución de la transmisión con la velocidad del servicio de internet en contra, finalmente pudimos verla continuamente y escuchar sus saludos, agradecimientos y detalles de la formación.

Durante la transmisión, Daniella nos brindó datos importantes del acompañamiento amoroso que realiza el Voluntariado Mayell Hernandez, dando a conocer la recepción de más de 200 llamadas, solo en la cuarentena, y la gestión actual por sobre los 90 casos. «Son muchos casos para pocas manos», señaló, y ahí la importancia que da a la formación, para hablar el mismo idioma y hacer rutas de atención conjunta en todo el país. Esto lo expuso como principal motivación para el Taller que se inaugura y realiza en esfuerzo mancomunado con las organizaciones Faldas-R, AVESA y el apoyo de José Ángel Rodríguez en materia Lopnna.

Confesó que el mayor de los retos para la Colectiva, que tiene experiencia en procesos formativos presenciales, fue la adecuación tecnológica. Un trabajo en el que reconoce el esfuerzo de las compañeras Angélica Garcia y Karina Chacón.

Detalló acerca de la recepción de más de 350 postulaciones, de las cuales 220 completaron el formulario enviado por correo.

Compartió con el público la respuesta asombrosa recibida desde el exterior de Venezuela con alrededor de 50 postulaciones de  compañeras de México, Guatemala, Colombia, Argentina y otros países latinoamericanos. Informó que, para esta primera oportunidad de la que espera sean muchas más, hubo que aceptar solo participantes de Venezuela, decisión que se realizó esencialmente debido a que el objetivo es hacer crecer el voluntariado en nuestro país, sin abandonar la convicción de que también hay que hacerlo crecer en Latinoamérica, por lo cual, adelantó acerca del plan de realizar la formación para otros países de Latinoamérica, así enlazar respuestas y, además, exigir, como feministas del Abya Yala, dando respuesta, haciendo incidencia y Utopía desde los territorios.

No faltaron los abrazos «muy Tinta Violeta» durante la transmisión y un característico cierre prolongado, en el que reafirmó el deseo de hacer crecer el Voluntariado Mayell Hernandez, que lleva el nombre de quien movilizó los corazones de todas y todos; además, brindó reflexiones acerca de la importancia y disposición para enlazar esfuerzos, lograr una ruta de atención juntas y así, poderosas e invencibles, abrazarnos a mujeres, niñas, niños y adolescentes en situación de violencia.

Sentenció buenos augurios y deseos para este esfuerzo que hacen prácticamente sin recursos y que va de las ganas de las integrantes de Tinta Violeta, las aliadas Yelena Carpio, a quien nombró «abogada de las feministas»; las organizaciones Faldas-R, AVESA, FundaMujer, y colaboradoras, como la Profesora Gioconda Espina, quien ha atendido gratuitamente todos los casos remitidos. A todas, agradeció.

«Tenemos que unirnos desde el conocimiento», enfatizó,  para comunicar que un abordaje, sin saber lo que se tiene que hacer, puede hacer más daño a quienes viven una situación de violencia.

Finalmente, brindó detalles técnicos a las participantes para informar que estaban siendo matriculadas en la plataforma Moodle y que, próximamente, estarían recibiendo correos con las indicaciones a seguir.

Así, con una risa-sonrisa,  muy característica de Daniella Inojosa «La China» despidió la transmisión.

El video de la transmisión estará disponible temporalmente en la red social facebook  a través del siguiente enlace directo

#25 Nov Día Internacional contra la violencia hacía las mujeres

Hoy marchamos por cada una de las mujeres víctimas de la violencia machista, marchamos por las 135 que ya no están con nosotras, por la que tienen miedo, por las que han sobrevivido, por todas #JusticiaParaTodasLasMujeres #25Nov
Finalizamos en el TSJ en donde hicimos entrega de una Carta Pública para el Sistema de Protección de la Mujer

Desde los Movimientos Feministas y Populares hacemos un llamado a las autoridades del Sistema Judicial sobre el aumento de delitos contra las mujeres que se vive en el país, haciendo especial énfasis en el incremento de femicidios.

La vida de las mujeres se encuentra hoy en permanente riesgo por lo que nos pronunciamos ante ustedes, quienes ejercen la rectoría de un sistema que no nos da respuesta, que nos revictimiza, que nos veja. Vemos con preocupación que las políticas enfocadas a protegernos chocan de frente con la cultura machista del maltrato y paraliza a las instituciones responsables de hacer cumplir una de las leyes más avanzadas del Continente en materia de Violencia Contra las Mujeres.

Lee la carta completa