previous arrow
next arrow
Slider

No Estamos Todas Falta Mayell

 
El 3 de septiembre del año 2018, la bailarina Mayell Hernández Naranjo fue asesinada por su expareja en su casa de Charallave, estando presente su hija de 2 años.
 
Mayell ha sido un icono de la lucha feminista, muchas de nosotras nos sentimos identificadas con esta chica de 29 años que bregaba con alegría por la vida. Estudiaba danza en la Unearte, era pionera de un campamento en la parroquia San Pedro de Caracas, organizaba actos culturales con lxs niñxs de su comunidad, vendía tortas para mantenerse ella y a su pequeña hija. Era de esas mujeres siempre vibrantes, siempre en movimiento.
 
Pero hete aquí, que ella como muchas otras era víctima de amenazas contra su vida y violencia sicológica por parte de quien fuera su pareja y padre de su hija. Harta, Mayell intentó denunciar al maltratador pero la persona que la recibió en el organismo receptor de denuncia le recomendó que no denunciara, pues «era buscarse más problema con  el hombre que igual seguiría siendo el padre de la niña en común». Mayell prefirió entonces callar. Meses después ese hombre, William Infante, en medio de la noche, entra en casa de Mayell y la asesina, clavándole un cuchillo multiples veces y asfixiándola. La policia, a pesar de que la familia de Mayell aseguraba que es él el asesino,  lo detiene, pero lo sueltan al día siguiente. Es en ese momento, en el que  todas las personas que conocían a Mayell se movilizan.
 
Los movimientos feministas, entre las que nos incluímos nos hacemos eco de amigxs y familiares y arranca la campaña  #NoEstamosTodasFaltaMayell,  nos movilizamos hacia el Ministerio Público un 22 de septiembre de intesa lluvía,  con Mayella,  la hermana de Mayell a la cabeza. Logramos la medida de privativa de libertad al femicida el 27 de septiembre. Seguimos en lucha, mes a mes, semana a semana por redes sociales y medios de comunicación,  pero ahora con la consigna #JusticiaParaMayell. El resultado, el 12 de abril de 2019 William Infante fue sentenciado a 30 años de cárcel, se le encontró culpable, de los delitos de acoso y hostigamiento, violencia física, violencia sicológica y femicidio agravado.
 
Mayell ya no está con nosotras, y nada la traerá de vuelta a la vida, pero deja un enorme legado a la sociedad venezolana y a todas las mujeres de nuestro país, el caso de Mayell ha movilizado a los medios, a la gente de a pie.
 
Ahora somos más fuertes, para que todas podamos seguir bailando.
"
UN 2019 DONDE FLORESCA
LA PRIMAVERA FEMINISTA
"
#HABLEMOSDELABORTO
previous arrow
next arrow
Slider